Para que una página web funcione necesitas la web propiamente dicha (el diseño de la misma), un dominio (el nombre de tu web tipo tunegocio.com) y un hosting (un servidor donde va alojada tu web).

Muchas veces se suele pensar tan solo en el diseño de la web. Sin embargo hay que tener en cuenta muchos aspectos como la contratación de un dominio, la contratación de un hosting, creación de cuentas de correo, contratación de certificado SSL (candado verde), actualizaciones de WordPress, actualizaciones de plugins, actualizaciones de plantilla, copias de seguridad de la web… Todo esto está incluido para que no tengas de preocuparte de nada más y ahorrarte estas tareas.

Además también incluye media hora al mes de actualización de contenidos, suficiente para hacer pequeños cambios en la web siempre que lo necesites.